Septiembre - La_espiral_de_Cris

Ecológica
PASO A PASO
Huerta
en espiral
Sígueme en:
Vaya al Contenido
1 Septiembre
Debemos empezar a reconocer las plantitas desde su aparición.
A la izquierda vemos crecer, entre las lechugas, los rabanitos. Un buena manera de aprovechar el espacio es combinar plantas de ciclo largo, con otras de ciclo corto. En este caso los rabanitos tienen un ciclo muy corto por lo que no estorbarán a las  lechugas ya que, antes de que estas necesiten su espacio, habremos consumido los rabanitos.

En la foto de la derecha vemos aparecer una zanahoria. Para plantar estas semillas tan pequeñas se puede recurrir, como hicimos nosotros, a mezclarlas con una cantidad importante de arena. Una vez mezcladas será más fácil que tengan una mejor distribución, para no quedar demasiado juntas.  Si lo intentáramos sólo con las semillas no quedarían tan bien distribuidas.

3 septiembre
Como cada mañana hemos visitado nuestra espiral y hemos detectado un problema.
Algunas veces observaréis que una planta, especialmente jóven, está secando y, si la observáis  podréis detectar que sus hojas están comidas en la base, en el cuello de la planta. Normalmente es un gusano gris (Agrotis Segetum, Agrotis ipsilon, Agrotis). Os puede arruinar la huerta rápidamente. Pero no os preocupéis pues si recorréis cada día  la espiral podréis detectar este problema y atajarlo. Basta con levantar un puñado de tierra, en el lugar donde estaba la planta y, ... allí está el gusano gris responsable del ataque.
En las fotos inferiores se ve a la izquierda la planta atacada y en la de la derecha el gusano gris que acabamos de desenterrar y que entregaremos a las gallinas.

6 de septiembre
Estoy detectando un par de pequeños problemas que, si los dejo más tiempo, pueden transformarse en una gran incomodidad.
El primero es que, como consecuencia del riego y de la lluvia, la tierra del bancal tiende a bajar y acabaría deshaciéndolo. Se ve claramente en la foto, debajo del riego por goteo.

La caida del agua va erosionando el bancal y originando un pequeño hueco. El agua siempre actúa  hacia abajo, por gravedad, y tendremos que tenerlo presente a la hora de labrar la tierra. La solución es tenerlo presente para que, cada vez que necesitemos trabajar la tierra, lo hagamos de abajo hacia arriba, para compensar esa caída.
Una cobertura también ayuda, a la vez que proporciona alimento y protección para los microorganismos de la tierra, minimiza el riego, al crear una cámara que lo protege de la acción directa del sol y de los elementos, y dificulta la aparición de hierbas competidoras.

El segundo problema es muy evidente en la foto. La superficie del bancal se está llenado de hierbas competidoras.
¿Cuál es la causa?
En nuestro caso este exceso de hierbas y otras plantas se debe a que recubrimos el bancal con una capa de compost  inmaduro. Tenerlo presente a la hora de hacer vuestro compost para no llevar a él, plantas (o hierbas) en floración para no transformarlo en un reservorio de semillas que luego dificultarán vuestro trabajo. También habrá que voltearlo para que el calor del propio compostaje las desactive.
Nuestra solución ahora es remover la tierra, superficialmente y hacia arriba para, por un lado contrarrestar la erosión y, por otro, ir dejando al descubierto las raicillas de esta plantitas emergentes y que se sequen.

20 septiembre
Han pasado pocos días y ya vemos que las plantas se desarrollan normalmente. Unas crecen más rápidamente que otras en función de la duración de su ciclo, o tiempo que transcurre desde que la plantamos hasta que la podemos consumir.


24 septiembre
No ha pasado un mes desde la plantación y ya los rábanos están listos para comer. Son hortalizas de ciclo corto y pueden ser consumidas en su totalidad.
¿No os gusta que piquen?.  Pues mondar la raíz.
Y no tiréis las hojas que pueden ser cocinadas  y tiene un sabor parecido al de las acelgas.
26 septiembre
Espero que pronto lleguen las lluvias y, para evitar la erosión del bancal,  establezco una cobertura de hojas, tanto entre las hortalizas como en los pasillos. Esta cubierta de materia orgánica tiene numerosas ventajas ya que además de ayudarme a mantener la humedad, minimizando los riegos cuando el calor aprieta, reduce la presencia de especies competidoras, reduce la erosión, y se va compostando en superficie alimentando a la microfauna y, por ende, a las hortalizas. Al fondo se observan la acelgas a las que aún no he añadido la cobertura. Se observa la tierra desnuda.



Estoy dispuesta a conseguir que mi espiral produzca de todo y contínuamente. Como quedaban algunos pequeños espacios he añadido algunas plantas sobrantes de otros bancales: He añadido algún brécol, lombarda y coles de Bruselas.
Mañana empezaré  a consumir rabanitos e iré plantando más para aprovechar cada hueco. La diversificación y la producción constantes hacen al huerto más productivo.
POLÍTICA DE COOKIES
Una cookie (o galleta informática) es una pequeña información enviada por un sitio web y almacenado ... LEER TODO
POLÍTICA DE PRIVACIDAD
laespiraldecris.es en cumplimiento de la normativa vigente sobre protección de datos,,, LEER TODO
Logo de la Fundación Galicia Verde
Regreso al contenido